5 C

Existe un vínculo indisoluble entre el oro y la piedra


La naturaleza da valor al diamante. Esa naturaleza que sabe forjar un espectáculo sin igual de transparencias y reflejos. Por eso decimos que cada diamante tiene un alma, una personalidad y un encanto propios.
Hay cuatro parámetros que permiten evaluar su calidad: el peso (Carat), el color (Color), la talla (Cut) y la pureza (Clarity). Y a ellos se añade otro, quizás el más importante, porque garantiza los cuatro primeros: la selección (Choice) de Mirco Visconti.

Los expertos gemólogos inspeccionan rigurosamente, clasifican y convalidan esas características en los laboratorios de la empresa. Porque solo un verdadero experto sabe reconocer un diamante perfecto. El secreto reside en su brillo, ese milagro de transparencia, equilibrio y armonía que la empresa Mirco Visconti busca en cada diamante. Uno por uno, como si fueran lo más importante del mundo. De esta forma las piedras seleccionadas se combinan con las monturas de oro más refinadas, creadas expresamente por los orfebres de Valenza. Porque si cada diamante es único, también ha de ser única la joya que lo monte.

La calidad de un diamante Liparota se evalúa mediante cinco parámetros fundamentales: Talla (Cut), Quilates (Carat), Color (Color), Pureza (Clarity) y Selección (Choice), ue es sin duda la más importante. Cada una de estas propiedades es clasificada y comprobada por expertos gemólogos que garantizan el peso, la talla, la forma, la transparencia y el valor de cada piedra.

Quilates

El peso de un diamante se mide en quilates. Un quilate corresponde a 1/5 de gramo. Liparota incluye en sus colecciones joyas con diamantes de diferentes quilates y, por tanto, de diferentes dimensiones para satisfacer cualquier deseo.

Color

En el diamante, el color es un parámetro de luminosidad que indica la escala de saturación de los colores. El grado de color se clasifica mediante letras que van desde la D (diamante perfectamente incoloro) hasta la Z (diamante con un color intenso). Para sus joyas, Liparota suele emplear colores desde el grado D al H, la mejor calidad de selección hoy en día.

Talla

La talla es el arte de darle forma, encanto y belleza a un diamante. Liparota aplica a sus diamantes las tallas más preciadas. Desde la talla brillante redonda de 57 facetas, el clásico por excelencia, hasta las tallas más refinadas de pera o esmeralda. Cada piedra se talla de manera que resalten sus características. Las tallas ideales por forma y simetría, que se ilustran en estas páginas, permiten que la luz se refleje en el diamante, resaltando la luminosidad y el brillo.

leer más

Pureza

En el largo proceso de consolidación de su estructura cristalina, el diamante puede presentar pequeñas imperfecciones en su interior. El grado de pureza indica si contiene o no inclusiones visibles con una lupa de 10 aumentos. Liparota selecciona generalmente diamantes con un grado de pureza variable de IF a SI.

Choice: la última “C” de Liparota es la más importante

Sólo un ojo experto es capaz de reconocer un diamante con un talla perfecta. El secreto reside en el brillo, es decir en la refracción que permite que la luz se refleje por completo y vuelva a la misma dirección de origen. Un milagro de transparencia, equilibrio y armonía de la forma, que Enrico Liparota y su hijo Luca buscan en cada diamante. Uno por uno, con la paciencia que requiere una calidad sin compromisos.

Camino óptico de luz en un diamante